hr4hr, plan de recursos humanos

A qué nos vamos a dedicar en Recursos Humanos en 2020

Como siempre la agenda de recursos humanos viene cargada de desafíos en 2020. Dentro de estos múltiples focos de atención, pienso que hay 3 frentes que serán prioritarios en nuestro quehacer como líderes de recursos humanos:

Diversidad e inclusión- Adquisición de talento – Experiencia del empleado

Para cada uno de estos grandes desafíos, recursos humanos tendrá prioridades y necesidad de una visión estratégica y aunque la situación particular de cada empresa mostrará el camino a seguir, en este artículo te hablo de los principales focos de acción en cada uno de ellos.

✅ Diversidad e Inclusión 

Todos los estudios mencionan  en un lugar preponderante la diversidad e inclusión como un gran foco de la acción de recursos humanos.

2020 debe ser el año en que los empleadores realmente se comprometan con la inclusión y la diversidad. En otras palabras, es hora de pasar a la acción e ir más allá de los requerimientos legales.

En 2020 se espera que la mayoría de las organizaciones sean más inclusivas en términos de discapacidad, cultura, edad, género, etc. Se predice que la fuerza laboral esperará que sus organizaciones defiendan los valores y sean socialmente responsables.

También será el momento de que se comprenda que Diversidad e Inclusión no es un programa de recursos humanos, sino una estrategia de negocio.

Es urgente pasar de ver  la diversidad en el lugar de trabajo como una representación social equitativa y justa a comprender  la relación de la diversidad y la inclusión con los resultados comerciales y la capacidad de innovación de la empresa.

Recursos humanos tiene la  misión de hacer de la D&I una tarea transversal. Nuestra misión se centrará en ayudar a formular objetivos e indicadores  claros, procurar formación universal, identificar líderes- modelos, involucrar a directores, managers, empleados y sus representantes y ajustar políticas y prácticas a los objetivos de diversidad. 

Estas son algunas de las claves a trabajar para lograr un lugar de trabajo inclusivo cuyos efectos favorezcan el logro de los objetivos del negocio.

✅ Adquisición de talento

La creciente  dificultad de las empresas para atraer al talento que necesitan para lograr sus planes de negocio, pone foco en los procesos de reclutamiento y selección que hasta ahora utilizamos.

Recursos humanos sin duda deberá incorporar  a sus procesos herramientas tecnológicas y de IA para lograr mayor efectividad. Pero la tecnología no es suficiente, también y fundamentalmente, deberá replantearse el contenido de los procesos, en términos de perfiles, etapas, fuentes de reclutamiento, duración, toma de  decisiones, etc. 

No seremos capaces de dar  respuesta a las necesidades de talento sino abrimos nuestra mente a procesos más eficientes e inclusivos.

La escasez de talento  hará mirar hacia colectivos  diversos, usar criterios de selección diferentes, centrarse más en el  potencial que en la capacidad de desempeño inmediato y prestar más atención a las habilidades blandas, incluso si la experiencia no coincide con la descripción del puesto.

Además se deberá explorar diferentes modelos de trabajo. La flexibilidad es un factor clave en la integración de la vida laboral y personal, por lo que ofrecerla es una ventaja en este mercado laboral tan competitivo.

La marca de empleador requiere  especial atención para lograr una imagen de la empresa que comunique los valores y acciones que sustenten su cultura y que sea atractiva para los posibles empleados. La situación plantea un mercado de candidatos, donde son ellos el centro del proceso.

✅ Experiencia del empleado

Mejorar la experiencia del  empleado se transformará en un desafío clave. Todos los esfuerzos en este sentido serán importantes, ya que puede generar enormes beneficios tanto para el empleado como para la organización. 

Recursos humanos deberá preguntarse  frente a cada iniciativa que quiera implementar qué efecto tiene sobre la experiencia del empleado. Yo recomendaría postergar cualquier proyecto que no tenga un claro beneficio sobre el compromiso de los empleados.

Los empleados necesitan sentir que su relación con la empresa para la que trabajan es significativa.

En 2020, debemos asegurar que la  cultura de la empresa resista el escrutinio de los empleados.  Asegurar que los empleados entiendan no solo las expectativas con respecto a las tareas, sino también los comportamientos esperados, y sobretodo asegurar que los managers  estén preparados para fomentar el crecimiento de los empleados y del equipo.

Feliz Década 2020!